Y entonces fue cuando todos callaron y nadie supo que decir.

En toda la sala, no había nadie que pudiera adivinar lo que pasaba por sus frágiles mentes. Eso les desconcertaba, les hacía dudar de su propia existencia. Querían por todos los medios conocer la respuesta a todas las dudas ridículas que paseaban por sus inseguras cabezas. No conseguían nada por mucho esfuerzo que pusieran. Dos besos, y pasaría mucho tiempo hasta volver a verla. Confundidos y dudosos la vieron salir del gran salón sin llegar a averiguar lo que querían.

sábado, 20 de abril de 2013

Llega el buen tiempo. Miro por la ventana y me apetece cantar, me apetece bailar. El buen tiempo es sinónimo de alegría, de sonrisas, de locura. 
 Es tiempo de sol, es tiempo de buena música.


¡Es tiempo de FOLK!



No hay comentarios:

Publicar un comentario